Entre espadas y hechizos

En estos días de frío hemos hablado de cómo los planes de “sofá, mantita y peli” se vuelven aun más populares entre los planes de fines de semana. Sin embargo, hay un plan muy popular entre todos nuestros lectores y son los videojuegos online.

 

La industria del juego continúa creciendo día a día, estimándose que en España más del 30 % de los hogares tiene una consola en el salón y que al menos el 22 % de la población, más de diez millones de personas, se declara «videojugadora» según la La Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (Adese).

 

Teniendo en cuenta este auge de la industria, cada día hay millones de usuarios internacionales ubicados alrededor del mundo que esperan tiempos de descarga rápidos, poca latencia y buen calidad de imágenes para sus videojuegos online. Nada frustra más a los usuarios de los videojuegos que esperar horas para descargar su juego favorito. Los desarrolladores tardan años en crear un videojuego, por lo que los usuarios esperan con anticipación las fechas de lanzamiento, así que cuando llega esta fecha, es frustrante esperar horas en la cola para una descarga.

 

Imagina estar esperando por la versión digital del Final Fantasy VII Remake y que no puedas jugarlo el día de lanzamiento. Pues gracias a una CDN, las descargas se almacenan en caché en los edgeservers de la CDN del juego en los diferentes PoPs (Puntos de presencia). Los usuarios descargan el contenido de su PoP local o más cercano, y cualquier tráfico sobrecargado en un servidor se redirige a otro servidor con más recursos. Las CDN distribuyen la cola entre los servidores, por lo que tú, como jugador, solo esperaras unos minutos para dar espadazos y volver a invocar a los caballeros de la mesa redonda. 

 

Agilizando este proceso, en una industria de millones de euros, se evita una pérdida de la base de usuarios, ya que si tienes que esperar muchisisisimo tiempo porque la descarga va lenta, decides irte por un juego más rápido y nuevo con mejores tiempos de respuesta. 

Al tomar esta decisión basada en la mala y lenta experiencia, los desarrolladores de videojuegos pueden perder millones, ya que no solo te vas tú, sino que también te llevas a tus colegas contigo. Porque si va lento al descargar, imagina cómo sería en la mitad del juego, como sería los “tiempos de ping” y cómo esto puede afectar tu performance a la hora de dar un espadazo.

 

Con una CDN como Transparent CDN, un desarrollador se asegura de que las descargas siempre tengan el máximo rendimiento y que el tiempo de inactividad no exista, así que en la mitad del juego no perderás por un ping. Si un servidor falla, el próximo centro de datos está listo para actuar y entregar el contenido en caché a ti, a tus colegas y demás usuarios alrededor del mundo. 

 

Otra ventaja para ti, desarrollador de videojuegos, es la escalabilidad. No necesitas preocuparte por la infraestructura y no es necesario escalar ante picos de tráfico ya que somos nosotros, Transparent CDN,  quienes absorbemos esos picos de tráfico, ofreciendo en todo momento el contenido al usuario final, manteniendo los niveles de calidad pretendidos, con recursos infinitos a medida de escala el ancho de banda, sin necesidad de realizar ninguna parada de servicio. 

 

Además de la escalabilidad, al tratarse de un sistema distribuido, hace que mejore la disponibilidad de tus videojuegos evitando caídas de los portales web por motivos de intervenciones programadas, problemas técnicos o ataques coordinados, mitigando e incluso evitando ataques de denegación de servicio.Si, cuanto más famoso se vuelva tu juego, más posibilidades hay de que te ataquen, y una CDN es tu escudo frente a los ataques más comunes. 

 

Ya no tendrás que preocuparte por mantener un presupuesto destinado al «desbordamiento» de la plataforma y solo preocupate en usar tu presupuesto en crear el siguiente gran hit de los videojuegos que te hará aún más multimillonario. Confía en una CDN como nosotros, quienes te daremos escalabilidad, confiabilidad, seguridad y rapidez.

 

Connection, accepted.