Edge Computing, una tendencia al alza.

En los últimos años estamos viviendo una clara tendencia por parte de los desarrolladores y administradores de sistemas a delegar y descentralizar cada vez más partes de su infraestructura.

La situación ha evolucionado mucho desde que los pioneros señores de AWS nos introdujeran ya hace unos cuantos años servicios como RDS, donde se delegaba la engorrosa alta disponibilidad de nuestro MySQL o S3 de sobra conocido por todos, con el que nos quitabamos de un plumazo el eterno problema del almacenamiento.

En la actualidad la cosa sigue por estos derroteros. Cada vez más servicios  gestionados empiezan a hacer desaparecer los servidores debido a herramientas como Amazon Lamda o Google App Engine, donde lo único que hay que hacer es desarrollar y subir el código a estos servicios para que se ejecuten de manera desasistida, sin preocuparse del número de servidores que se necesitan, ni de cuanta memoria RAM o  CPU se demanda.

En el mundo de las CDNs la cosa también ha evolucionado. Pese a ser un producto cada vez más estándar y de obligado uso para cualquier sitio web que tenga un cierto volumen de tráfico y que requiera una velocidad de descarga acorde con los exigentes usuarios de internet,surgen tecnologías como es Edge Computing que vienen a aportar su granito de arena con la finalidad de hacer la vida más fácil al personal técnico de las empresas de internet.

Pero, ¿qué es Edge Computing? ¿otro nuevo palabro? ¿estará en el diccionario de la RAE próximamente? No es más que una tecnología que implementan algunas CDNs mediante la cual se puede delegar cierta lógica del código de la aplicación en los servidores de la CDN que están más próximos al usuario final (servidores edge o de borde).

Hay muchas partes del código que puedes delegar en una CDN. Estos son solo algunos ejemplos que puedes hacer con Transparent CDN:

  • Sistemas de autorización y Paywall. Mediante estos sistemas, permitimos al cliente monetizar sus contenidos mediante muros de pago.
  • Mobile Detection. Detectamos en cada petición el dispositivo desde el que se conecta el usuario y entregamos el contenido acorde al mismo.
  • Location Detection. Detectamos la ubicación del usuario y marcamos el country code en cada request para facilitar los procesos de geolocalización en el backend.
  • Geoblocking. Bloqueo o redirección de tráfico por países.
  • ESI. Implementamos Edge Side Include de forma nativa, que permite componer páginas por fragmentos en el edge.  
  • A/B Testing. Podemos servir diferentes versiones de la misma página con la finalidad de analizar cuál es la que mejor funciona de cara al usuario.

Como veis, son muchas las posibilidades y cómo no van en aumento. Sin embargo, y pese a esta tendencia de automatización, descentralización y delegación de servicios, la figura del personal técnico cualificado es y seguirá siendo vital para un buen diseño y arquitectura de las soluciones.